El Gobierno no tiene excusa, debe cumplir sus obligaciones en materia de reubicación y asilo

Versión para impresiónVersión para impresión

​UGT rechaza las declaraciones del ministro Zoido sobre la rebaja a España del número de refugiados por parte de la UE. Para el sindicato, estas declaraciones son una nueva excusa del Gobierno para volver a incumplir sus obligaciones de reubicación y reasentamiento por la vía de los hechos consumados: no cumplir el mandato de Bruselas, no poner los medios necesarios y no abordar como una prioridad esta problemática. Por ello, UGT reclama que el Ejecutivo garantice los derechos de los solicitantes de asilo, resuelva las miles de solicitudes pendientes y defienda ante las autoridades de la UE el derecho de asilo y el cumplimiento estricto de las obligaciones internacionales, algo que, hasta el momento, no está haciendo.

La Unión General de Trabajadores rechaza las declaraciones del Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sobre la rebaja a España del número de personas solicitantes de protección internacional que deberían ser reubicados en nuestro país.

Unas declaraciones en las que el ministro ha achacado a la Comisión Europea la rebaja del número de personas que deberían ser reubicadas en España, pasando de 17.000 comprometidos al inicio a, "en torno, a 7.000 o 7.500". Sin embargo, el pasado Consejo Europeo celebrado los días 22 y 23 de junio, en sus conclusiones en materia de migraciones, no solo no mencionaba los programas de reubicación y reasentamiento, sino que se centraba en el control de fronteras exteriores, la aplicación estricta de la Declaración Unión Europea-Turquía (de dudosa legalidad) y la mejora de las políticas de retorno y readmisión.

Son, por tanto, los Gobiernos de los estados miembros, incluido el nuestro, los que se han eximido a sí mismos de sus obligaciones de reubicación y reasentamiento, por la vía de los hechos consumados: no cumplirlos, no poner los medios necesarios y no abordar como una prioridad ambos programas.

En este sentido, ni España ni otro estado miembro pueden echar balones fuera. La Comisión Europea ha eliminado ya los plazos máximos de reubicación y asilo porque nuestro país no ha cumplido. Y cuando tantas veces el Gobierno ha pedido corresponsabilidad al conjunto de la Unión Europea en el control de fronteras exteriores, es llamativo que, aun reconociendo la dificultad que entrañan el diseño y desarrollo de los programas de reubicación y reasentamiento, estemos ahora incumpliendo con un programa caracterizado por la corresponsabilidad.

Por lo tanto, UGT reclama al Ejecutivo de nuestro país que deje de poner excusas y cumpla el compromiso mandatado por la UE. Además, exige que se garanticen los derechos de los solicitantes de protección internacional, que nuestro país redimensione el sistema de asilo para atender adecuadamente al número de solicitantes y que resuelva las miles de solicitudes pendientes.

Para UGT es indispensable que el Gobierno aborde la inserción sociolaboral del colectivo de solicitantes de protección internacional y refugiados y defienda ante las autoridades de la UE el derecho de asilo y el cumplimiento estricto de las obligaciones internacionales, en lugar de echar balones fuera.