El Gobierno tiene que asumir su corresponsabilidad en la acogida de refugiados

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Unión General de Trabajadores considera vergonzoso que el Gobierno español haya retrasado una vez más el acuerdo en el Consejo de la Unión Europea sobre la reubicación y reasentamiento de refugiados. 

No es comprensible ni aceptable que España, que ha reclamado tantas veces la solidaridad y corresponsabilidad del conjunto de Estados miembros de la Unión en la vigilancia de las fronteras exteriores, se niegue una y otra vez a aceptar una propuesta que, aunque mínima y reducida solo a dos nacionalidades, es un primer paso y aliviará en parte el esfuerzo que están haciendo Italia y Grecia.

Sin embargo, paradójicamente, el Gobierno tiene previsto iniciar en el Consejo de Ministros de hoy el procedimiento para que España participe en la nueva operación militar de vigilancia en el Mediterráneo. 

La conclusión, para UGT, es obvia. España está dispuesta a contribuir al esfuerzo de vigilancia, que no de salvamento, pero no a la acogida de solicitantes de asilo. 

El Gobierno español está mostrando ante el resto de gobiernos europeos que su modo de entender la corresponsabilidad y la solidaridad en la política de migración europea solo son válidos cuando pide que el resto de Estados miembros sean solidarios con nosotros en la vigilancia de fronteras, pero no cuando se trata de acoger a personas y compartir el esfuerzo que en estos momentos están haciendo Grecia e Italia.