La reforma laboral mejorará el empleo de las mujeres y los jóvenes

Versión para impresiónVersión para impresión

Cristina Antoñanzas ha participado en una asamblea informativa sobre el acuerdo de la reforma laboral, en Ávila. 



Continúan las asambleas para informar a los afiliados y afiliadas de UGT sobre los contenidos del Acuerdo de Reforma Laboral alcanzado por los interlocutores sociales y el Gobierno que se están desarrollando a lo largo de todo el país, y a las que acuden distintos miembros de la Comisión Ejecutiva Confederal. Así, este jueves, Cristina Antoñanzas ha participado en una asamblea en Ávila.
Antoñanzas ha defendido el acuerdo fruto del diálogo social, ratificado hoy en el Congreso, un paso fundamental para superar la desregulación de la reforma laboral de 2012, impuesta por el PP, y que ha sido “una auténtica catástrofe para las trabajadoras y trabajadores”, pues ha devaluado las condiciones laborales y salariales, ha precarizado el empleo y ha incrementado la desigualdad en nuestro país. 

Por el contrario, esta normativa laboral cuenta por primera vez con el consenso de los empresarios y sindicatos, y supone una recuperación de derechos. Es un acuerdo en el que solo se han negociado los parámetros exigidos por la Comisión Europea al Gobierno para facilitar los fondos europeos destinados a mejorar nuestro mercado laboral. No obstante, hay que seguir avanzando en este objetivo pues quedan temas pendientes como el despido: hay que limitar las causas e incrementar las indemnizaciones y regular el despido colectivo y recuperar la autorización administrativa previa.

Este acuerdo es positivo porque aborda definitivamente la temporalidad, para que los contratos temporales obedezcan a una causa justificada; se facilita la inserción laboral de los jóvenes a través de los contratos de formación; impulsa los ERTEs frente a los despidos, y fortalece la negociación colectiva, recuperando la ultraactividad de los convenios y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa”. Así, “este acuerdo beneficiará, especialmente, “las condiciones laborales de las mujeres y de los jóvenes”, que son los que sufren mayor precariedad en el empleo, entre otras cosas por las empresas multiservicios, amparadas por la reforma del PP.

Antoñanzas ha señalado que los partidos políticos que no han avalado con su voto el acuerdo laboral, tendrán que explicar a los trabajadores y trabajadoras por qué no lo han hecho. Por qué no apoyan una reforma que lo que hace es mejorar la vida de los trabajadoras y trabajadores de nuestro país.

Declaraciones previas