La temporalidad de los asalariados de más de 50 años aumenta un 30%

Versión para impresiónVersión para impresión

​La temporalidad e inestabilidad ha crecido desde 2009 y afecta a todos. Si bien es verdad, que los jóvenes siguen capitalizando la temporalidad (más cuanto más jóvenes son), ésta ha aumentado también en los  asalariados de más de 50 años (un 30%) y en el tramo entre los 40 y 49 años (un 18%). UGT, destaca que desde ese año el número de asalariados se ha reducido en 1.078.000 y que casi tres cuartas partes de ellos tenían un contrato indefinido. El sindicato vuelve a exigir la retirada de las dos últimas reformas laborales y buscar, a través del diálogo social, cauces para crear empleos estables y con derechos, garantía de progreso social y económico.

Las reformas laborales, especialmente la de 2012, lejos de igualar las condiciones laborales hacia arriba, impulsando el empleo estable y con derechos, han precarizado las condiciones de trabajo, impregnando de inestabilidad y bajos salarios el  mercado de trabajo, creando un modelo de crecimiento desigual e injusto, en el que unos pocos ganan y una gran mayoría social pierde.

Desde 2009 a 2016 se ha reducido el número de asalariados en 1.078.000, y casi tres cuartas partes de ellos tenían un contrato indefinido (perdiéndose 786.000 puestos de trabajo estables desde 2009).  Pero es que además también ha descendido el volumen de asalariados con contrato temporal en un 7,2% (292.000 menos). Si bien, esta menor pérdida de empleo temporal mantiene la tasa de temporalidad en el 25%, igual que al inicio de 2009.

Aunque la temporalidad se concentra especialmente en los trabajadores jóvenes (siendo la tasa más elevada en los tramos de menor edad: el  88% entre los menores de 20 años, el  68% en la franja de los 20 a 24 años y casi el 46% entre 25 y 29 años) ha aumentado también de manera alarmante entre los asalariados de 50 años y más. En este tramo, desde 2009, la temporalidad ha crecido un 30% y entre los 40 y 49 años lo ha hecho en más del 18%. Así, la crisis ha alcanzado también a los trabajadores de más edad, no solo por el incremento en las tasas de desempleo (la tasa de paro de los mayores de 55 años ha pasado del 10,4% al inicio de 2009 al 17,3% en 2016), sino también porque ahora les afecta más la temporalidad.

UGT exige la retirada de las dos últimas reformas laborales, que no han logrado crear empleo ni reducir la temporalidad, por el contrario han conseguido precarizar las condiciones de todos los trabajadores, facilitando un mercado laboral cada vez más pobre e inestable. Un mercado de trabajo, propio del siglo XIX y contrario al progreso social y económico al que debe aspirar un país democrático y moderno.

cuadro comunicado.JPG