Los partidos políticos tienen una oportunidad única de regenerar este país

Versión para impresiónVersión para impresión

​El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha rechazado “la posibilidad de unas terceras elecciones, algo que supondría un fracaso de la acción política y tendría un grave coste para la salud democrática de nuestro país”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones en la clausura del Congreso Constituyente de FICA-UGT-Catalunya, donde ha señalado que la organización “debe ser una herramienta cada vez más eficaz en la defensa de los derechos de los trabajadores”, y para ello, ha enumerado los compromisos del sindicato para los próximos años, que giran en torno a la “transparencia, tanto en la gestión como en la participación; el compromiso de nuestros delegados a través de nuevas propuestas para la acción sindical diaria; y una reducción de nuestras estructuras que nos permita derivar la mayor parte de los recursos a la base del sindicato, a los trabajadores”.

En relación a la situación actual, ha manifestado que los partidos políticos tienen que “potenciar el diálogo y dejar a un lado el inmovilismo. Tienen una oportunidad única de iniciar la regeneración de la vida política, que pasa por volver a situar a los ciudadanos en el centro de sus propuestas y sus objetivos”.

“Necesitamos abordar los problemas de la gente. Estos nueve meses sin gobierno han sido de parálisis y bloqueos, un tiempo perdido, en el que hemos dejado pasar la oportunidad de resolver muchos de los graves problemas que acucian a las personas de este país”, ha afirmado.

Por ello, ha demandado un país gobernado bajo el consenso, la negociación y el acuerdo. “Un acuerdo basado en las 20 actuaciones que presentamos UGT y CCOO y que debe girar en torno a un plan de choque por el empleo que genere empleos y salarios de calidad y con derechos; potenciar los servicios públicos fundamentales como la sanidad, la educación y la protección social; y garantizar la revalorización de las pensiones, los salarios de los empleados públicos y el SMI, como ya le hemos demandado por carta al Presidente del Gobierno en funciones”, ha considerado.

Además, ha manifestado que las organizaciones sindicales “apostamos también por rechazar los acuerdos comerciales que se están negociando con EEUU (TTIP) y con Canadá (CETA), que se están haciendo a espaldas de los ciudadanos y son muy lesivos para sus derechos”, y ha hecho un llamamiento a participar el próximo 7 de octubre en las movilizaciones que tendrán lugar en todo el país con motivo del Día Internacional del Trabajo Decente, con el fin de “reivindicar el fin de la pobreza laboral y la creación de empleo estable y con derechos”.