Necesitamos un Gobierno de cambio y de progreso

Versión para impresiónVersión para impresión

​El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha manifestado hoy que  necesitamos un Gobierno de cambio y de progreso que nos ayude a resolver la actual situación de incumplimiento del déficit público, que les diga a los ciudadanos las cosas como son y que sea capaz de renegociar con la Unión Europea los plazos para la consecución de los objetivos de déficit.

Álvarez ha subrayado que las cifras de déficit no se deben al despilfarro de las Comunidades Autónomas ni a la situación de una Seguridad Social tal y como afirmaba ayer Montoro, sino que son consecuencia directa de unas decisiones fiscales, una reforma laboral que ha generado el abaratamiento del despido, empleo precario y bajos salarios provocado una bajada en los ingresos de la Seguridad Social y una política ligada a un proceso electoral que ha llevado a cabo el Gobierno del Partido Popular.

Ha reiterado que “es indecente situar este déficit en el marco de la Seguridad Social”. La precariedad laboral y las bonificaciones a las cotizaciones sociales, como la denominada tarifa plana, están minando los ingresos del sistema, y contribuyendo a aumentar el déficit. De hecho, de 2011 a 2015, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social cayó en 309.000 personas, un 1,8% pero los ingresos totales por cotizaciones han descendido, en ese mismo período, mucho más, un 4,6% lo que supone una pérdida de 4.800 millones de euros.

“Es evidente que este país tiene que recaudar más de los que no pagan y tiene que recaudar más de los que tienen más y que si no  hacemos algo, si no hay estabilidad en el empleo o salarios dignos, este problema será una constante en este país” ha añadido.

Pepe Álvarez ha destacado que “el actual plan de ajuste con la UE no se puede llevar a delante y necesitamos un Gobierno fuerte, capaz de decirle a la UE que los plazos marcados no permiten que el país se desarrolle y capaz de renegociarlos”.

Momentos antes de su intervención en la inauguración del Congreso ordinario de UGT- Extremadura, el Secretario General de UGT ha afirmado que “la sociedad no puede esperar y necesita un nuevo Gobierno, un Plan de choque contra el desempleo y que se deroguen las reformas laborales porque no queremos un país que cada día se acerque un poco más a Marruecos sino un país que mire hacia el centro de Europa y compita en tecnología y valor añadido, no en salarios”.

En este sentido, ha señalado la importancia de situar la industria como prioridad y plantear al nuevo Gobierno medidas que solucionen los problemas de la ciudadanía como la ampliación de un  Plan Prepara que se ha quedado corto y cuyas condiciones deben ser revisadas, poner en marcha unos planes de formación profesional que realmente ayuden a las personas a conseguir un empleo, desarrollar un puente a la jubilación a los desempleados mayores de 55 años o facilitar el uso de los contratos de relevo para facilitar una jubilación digna a quienes han cotizado durante años o la incorporación al mercado de trabajo de nuestros jóvenes.

Álvarez ha finalizado explicando que la Unión General de Trabajadores inicia hoy la primera fase de un proceso de reformas organizativas muy importantes con el comienzo de la celebración de los Congresos de sus Uniones y Federaciones, que tiene que servir para fortalecer el sindicato y sobre todo, para salir a la sociedad.

ERE en el Banco de Santander

A preguntas de los periodistas sobre el anuncio de reestructuración del Banco Santander, el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha resaltado que “el sector bancario no puede continuar cargando sobre sus trabajadores todos los ajustes”.

“Después de los beneficios que ha recuperado la banca y, en concreto el Banco Santander, es un insulto a la inteligencia que ahora, sin tener en cuenta el entorno en el que nos movemos, plantee un nuevo ajuste de plantilla. Es poco solidario, poco comprometido con el país y comprometido, únicamente, con los intereses de los accionistas” ha terminado.