UGT logra la retirada de la campaña "No es cuestión de suerte" de la Dirección General de Empleo

Versión para impresiónVersión para impresión

​UGT denunció la pasada semana que esta campaña insertaba un mensaje subliminal que responsabilizaba al trabajador por 'olvidar' usar los equipos de protección, en vez de buscar el origen de los accidentes, como marca la Ley.

Menos de 15 días ha durado la polémica campaña sobre accidentes de trabajo de la Dirección General de Empleo de la CARM 'No es cuestión de suerte', y que usando como parapeto el supuesto consenso de los agentes sociales -algo que UGT denunció como incierto-, contenía mensajes como 'qué mala suerte que papá no se pusiera el arnés', entre otros.

El aumento de la siniestralidad en lo que va de 2016 en nuestra región llevó a la Administración a lanzar dicha campaña, que pudiendo ser acertada en su lema, daba una imagen sesgada en sus mensajes e imagen publicitaria, ya que descargaba la responsabilidad de los accidentes en la mala suerte y/ó en los trabajadores, no mencionando en ningún momento la responsabilidad que tanto empresarios como Administración tienen, según les encomienda la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que ya cumple 20 años de vigencia.

Para Encarna del Baño, Secretaria de Política Sindical, Empleo y Salud Laboral de UGT Región de Murcia, 'la campaña contenía mensajes claramente tendenciosos', al tiempo que valora que se haya decidido retirar esta campaña y exige a la Dirección General de Empleo que este tipo de iniciativas sean abordadas en las mesas de negociación y con la participación directa de los agentes sociales, para evitar estos 'errores de bulto' y el derroche de dinero público, algo ya inevitable. Al tiempo pide que se informe del coste económico de dicha campaña fallida y que se desactive la página web www.noescuestiondesuerte.com que aún está activa.

El 14 Congreso de UGT Región de Murcia celebrado este pasado fin de semana, aprobó una Resolución denunciando el alarmante aumento de la siniestralidad laboral en la región, especialmente en el empleo agrícola, con condiciones de trabajo especialmente duras por el destajo, horarios extensísimos y el abusivo recurso a las ETT's, que precarizan aún más estos empleos. Por cierto, ETT's que se amparan en la total libertad que la actual legislación laboral les otorga para organizar y decidir los horarios y ritmos de trabajo, así como la duración de los contratos, por horas o días en la mayoría de casos.