UGT reclama más prevención para acabar con la siniestralidad laboral en el sector agrario

Versión para impresiónVersión para impresión

74 trabajadores y trabajadoras de este sector fallecieron en 2018


La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Ana García, ha recordado que, durante 2018, “fallecieron 74 trabajadores y trabajadoras en el sector agrario durante la jornada laboral y 13 fallecieron en un accidente in itinere. Además 35.400 sufrieron un accidente con baja durante su jornada laboral y 2.129 un accidente con baja in itinere”.

Además, “hasta el mes de agosto de 2019 han fallecido 31 trabajadores y trabajadoras del sector agrario durante la jornada laboral y 2 in itinere. Se han producido un total de 24.858 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral y 1.416 accidentes con baja in itinere”.

Ana García ha denunciado estas estadísticas durante la jornada de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-UGT) para presentar el proyecto “Agripreven II: En el campo trabaja sin riesgo, la prevención está en tu mano”, una iniciativa “para ayudar a crear cultura preventiva, algo de lo que se habla mucho pero que aún sigue siendo una asignatura pendiente 24 años después”.

El sector agrario, muy expuesto a la siniestralidad

Durante su intervención, ha manifestado que el sector agrario “es uno de los sectores con mayores índices de siniestralidad de la economía española. En el mismo predominan los trabajadores autónomos y las microempresas, así como los trabajadores temporales debido a la estacionalidad de los cultivos y tareas, lo que provoca grandes cargas de trabajo durante la recolección, por ejemplo. El sector agrario es un sector caracterizado por estar altamente masculinizado y más envejecido que la media, en el que los centros de trabajo suelen estar dispersos y es frecuente que tengan difícil acceso”.

Esta estacionalidad de los trabajos “propicia que sea necesaria mucha mano de obra para periodos concretos, por lo que con frecuencia se contratan trabajadores de otras nacionalidades con dificultades en el conocimiento del idioma. Este hecho, unido a la falta de formación y la falta de realización de la vigilancia de la salud hace que la siniestralidad se dispare. Por lo tanto, la temporalidad del sector va de la mano con su alta siniestralidad, ya que hay evidencias que demuestran que los trabajadores temporales sufren más accidentes de trabajo”.

Además, ha recordado que “en las explotaciones agrícolas o ganaderas se realizan muchas tareas diferentes que generan una gran cantidad de riesgos específicos. Las tareas propias de la actividad, junto con otras generales como pudieran ser las tareas de mantenimiento de las instalaciones, el uso de maquinaria pesada, de fitosanitarios, las elevadas exigencias físicas del trabajo, el aislamiento de este colectivo de trabajadores, unido a las condiciones ambientales generan, sin lugar a dudas, una gran cantidad de riesgos laborales a los que están expuestos los trabajadores del sector”.

Más prevención por parte de las empresas

La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT ha afirmado que, según los datos de accidentes de trabajo facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para el año 2018, “la incidencia del sector primario (5.297,9 total de accidentes de trabajo por cada 100.000 afiliados a la Seguridad Social) está por encima de la media del total nacional (3.408,7)”.

En este sentido, ha señalado que “entre las actividades prioritarias en función de la siniestralidad, identificadas por el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo para 2018, se encuentra la rama de actividad de Agricultura, Ganadería, Caza y Servicios relacionados con las mismas, dado la alta incidencia que presenta y el elevado número de trabajadores expuestos a los riesgos de la actividad”.

Por otro lado, ha considerado que “la rama de actividad de silvicultura y explotación forestal es la que registra el segundo mayor índice de incidencia de accidentes con baja de 2018, con 15.434,2 accidentes con baja por cada 100.000 afiliados a la Seguridad Social con contingencia de accidentes de trabajo cubierta”.

Para UGT, “resulta imprescindible una mayor evaluación y prevención de los riesgos laborales en este sector por parte de los empresarios. Desde el sindicato saludamos, por ejemplo, que el Plan Nacional de Sensibilización en Prevención de Riesgos Laborales en el Sector Agrario esté dedicada al vuelco de los tractores”.

“La formación e información sobre la prevención de estos riesgos a los trabajadores es indispensable”, ha manifestado, “las cuales deben ser facilitadas por el empresario. La vigilancia de la salud es otro de los elementos claves de la gestión preventiva. En el sector agrario es realmente importante una adecuada gestión de la prevención de los riesgos laborales presentes en las diferentes explotaciones con el fin de acabar con esta lacra”.