UGT valora la Directiva Europea que protege a los trabajadores que denuncian infracciones en sus empresas

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Comisión Europea publicó ayer, 23 de abril de 2018, la tan esperada propuesta de Directiva Europea sobre la Protección de los Denunciantes, cuyo objetivo es establecer una regulación mínima que proteja a los y las trabajadores que denuncien infracciones en sus empresas.

Eurocadres, organización sindical europea que representa a 6 millones de profesionales y directivos y de la que la Unión de Técnicos y Cuadros de la Unión General de Trabajadores (UTC-UGT) es miembro fundador, han acogido con satisfacción esta propuesta pues protegerá ampliamente a los denunciantes de irregularidades en la UE.

En 2016, Eurocadres puso en marcha la plataforma WhistleblowerProtection.eu y la campaña ha sido un éxito: durante dos años, 90 organizaciones, ONGs y sindicatos hemos trabajado estrechamente con miembros del Parlamento Europeo para que la UE regulara sobre la protección de los denunciantes de irregularidades, convenciendo a la Comisión Europea de que esto era legalmente posible y además hemos conseguido que incluya casi todas nuestras recomendaciones.


La propuesta de Directiva Europea ofrece una definición amplia de lo que entiende por denunciantes de irregularidades, incluyendo a trabajadores con contratos indefinidos o temporales, a tiempo completo o parcial, a los que tienen contratos en prácticas, trabajadores con contratos atípicos y a aquellos que trabajan por cuenta ajena. Engloba los sectores público y privado y cubre aquellos actos denunciables cuya naturaleza sea, puramente, ilegal, así como aquellos que tengan la potencialidad de serlo.

La propuesta garantiza una estricta confidencialidad, aunque no el anonimato, y establece que, antes de recurrir a mecanismos externos a la empresa para que investiguen lo denunciado, habrá que pasar por distintas fases internas, pero, si la vía interna resultara impracticable o si existiera un claro peligro para el interés colectivo, se abriría la posibilidad de dirigirse directamente a instituciones externas, omitiéndose, en este caso, los pasos internos.

Algunos elementos positivos de la propuesta de Directiva Europea incluyen la inversión de la carga de la prueba cuando los denunciantes sufran represalias, el requisito de establecer canales de información, así como el derecho a divulgar públicamente la información, aunque con limitaciones que, tal vez, sea necesario modificar.

La Directiva será cuidadosamente examinada por Eurocadres y los miembros de la plataforma, puesto que hay algunos elementos que deben ser mejorados, como, por ejemplo, la lista de áreas cubiertas que es, sin duda, larga, y también restrictiva, excluyendo, por supuesto, áreas en las que la Comisión Europea no tiene poder legislativo (derechos humanos, servicios sanitarios, educación, etc.)

La Junta Directiva de la UTC-UGT, dirigida por su Coordinadora y  Vicepresidenta de Eurocadres, Paula Ruiz Torres, trabajará estrechamente con esta organización durante las próximas semanas para mejorar, mediante enmiendas, el texto propuesto por la Comisión Europea.